HectorFlores

Los momentos.

Querida: el cielo; míralo.  

Parece el apartado sol 

 una de tus rosadas mejillas. 

 

Mira aquella 

 primera estrella 

 en el vacío cósmico. 

 

 Debajo las montañas,  

y el viento interminable 

 acaricia el suelo 

 hasta nuestros dedos. 

 

El agua duerme, así como 

 las hojas arrulladas por aquel soplido tan 

 lejano. 

 Tu voz aguarda para que regales un beso. 

 

Querida, 

 que paz tan mortal.  

No podré soportar  

el oxido del tiempo. 

 

Contempla como una 

 noche cicatriza en esta: nuestra piel. 

 El silencio nos teme 

 como nuestros sueños al día... 

 

La casa espera, 

 los álbumes envidian 

 pero pronto las fotografías 

 nos ocuparan... 

 

Querida, 

 que momento más efímero. 

 

 Querida, 

 que momento tan fugaz.

Comentarios1

  • Bernardo Arzate Benítez

    MUy bello poema,limpio y bello a la vez.Para ser tan joven, tu poema es de una delicada y exquisita costrucción.
    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.