Aviador nocturno

Extra

Quiero tus flores en mi casa

Escucha cómo suspiro cuando te pienso

Sin tu risa mi vida desespera

Y amanecer es un tiempo estéril

Los días nacen ciegos

La noche se ha quedado en mí

Todo es fatal

Ando envuelto en una dolida llaga

Por las vías del miedo

Aguardo el milagro de tu ara

Oh apiádate de mí

Y toda mi vida la ataré a tu boca

Y qué beso



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.