el yao

TÚ MI AMOR


Has venido, vino como el día
libre como el viento en una tarde fría
con el aspecto brillante, diamante brille
un corazón cálido
Hecho un vendaval me
barrí las nubes de mi soledad
Y yo
me quedé sin esperanzas en que
ahora estoy
bien sé más que
un ser amor


Un ser amor de mi amor
en punción más que bonita,
siento que soy tu alhajita
con tus besos sin dolor
Di, mi amor prometedor
viviendo con la abundante
dicha de sangre, vibrante
de amor que será mi amor.
Eres pasional Amor
-deja, mi amor, que lo cante...
Amalia


Por venirte a ver he dejado un jardín florecido.
Pensaba en tus fragancias mujer, y me has dejado sin
consuelo ni esperanza y todo lo que yo te he ofrecido.
Quiero entenderlo, en este día te lo juro
Pero está tan fría mi alma que ya ni respiro.
A mis noches les he hablado de ti y he lanzado un conjuro.
Si tu regresas vida mía, hacerte mi esposa aspiro.
No te pierdas de mi amor ,princesa,
que yo, cual caballero, he de cumplir mi promesa.
RaizaN. Jiménez


Yo era el tipo de persona que luchó por nada
y en la mesa de un bar se volvió otra persona
Lo besó la boca
y en ocasiones me ató en un cuerpo, gusto pensamiento
Pero esa sonrisa es este haber
pensé que no necesitaba a nadie
para sentir tan bueno, tan bueno
Me veo caminando de la mano en el pueblo
donde se encuentre eran todo este tiempo?
Si no te hubiera conocido Juro que estaba buscando para usted
Una vez más, otra vez, otra vez
Hermosas palabra mis corazones pss gracias y saludes
Amalia y Raiza 😉😚😚😚


Tiempo porque caminar
junto a tu sombra dormida
robaba la plenitud
de tu bella hora vivida.
Regocijo en las alondras
que paseaban perdidas
por tu amor anochecido
en la tarde conocida.
Tú, mi amor, no te envanezcas
que al tenerme de enemiga
cada vez me verás sola
como joya de alegría.-
Amalia


Amor mío, he cantado mil estrofas al silencio.
He coreado con tristeza y dulzor tu nombre.
Recuerda amor, que te ha amado este hombre.
Te lo digo con llantos, pero tu olvido evidencio.
¡Pregunto, a los ángeles, a los dioses y a todos
los santos, por qué tu amor ya no es mío…
Te extraño, te llamo con eso lindos apodos,
Me digo tantas cosas en tu nombre y sonrío!
No lo sé, no sé si llorar o reír, porque te amo…
Siento tanto frío en el alma, es que te no olvido.
El día del adiós prometí no hablar y hoy te llamo,
no me contengo, es el dolor y a Dios por ti pido.
Raiza N. Jiménez



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.