vichelito

Carta A Ti

Todas las noches antes de dormir miro hacía el cielo,

admiro las estrellas,

observo a la luna,

suspiro y le pregunto si sabe lo que estas pensando en ese instante,

ella nunca me responde,

pero me consuela y con una brisa lenta y tierna

me hace saber que ella también es una amante solitaria,

comprende lo que se siente tener ese hueco en el estomago,

ese sentimiento de abandonar todo

y renunciar a cualquier cosa por ir en busca de su amor eterno,

estrecharlo en un fuerte y caluroso abrazo,

confesarle lo mucho que lo extraña

y cuanto anhelaba por ese momento,

el momento de volver a estar a su lado

y cuanto había esperado por decirle lo mucho que lo ama

y que esta dispuesta a morir,

porque valió la pena cada segundo de espera,

cada tormenta,

cada noche solitaria

y toda la tortura lejos de él,

y sabes porque?

Porque con tan solo unos segundos de mirar a su amor

es bastante para saber que el también deseaba estar a su lado,

ese maravilloso momento se llama…

Eclipse…

Y solo en cada eclipse ellos pueden estar juntos

y solo en cada eclipse vuelven a hacer el amor

y a jurarse fidelidad hasta su próximo encuentro

y que cada pensamiento será para ellos.

Yo no sé si deba esperar hasta el próximo eclipse

o hasta cuando debo esperar

por mirar por tan solo un segundo tu hermoso rostro,

no lo sé,

lo único que si es seguro es que te esperaré toda una eternidad,

si es necesario;

pero al momento de volver a estar a tu lado

te haré saber lo mucho que te extraño a diario,

lo mucho que sufro por no estar contigo

y lo mucho que anhelo estar a tu lado,

que no me importa si tengo que pasar por tormentas,

por noches solitarias y frías,

que no me importan los segundos que parecen milenios,

que yo te seré fiel

y solo me importará esperar ese momento

en el que tu y yo volvamos a provocar el tan ansiado eclipse,

porque te amo y eres tu lo único que me importa,

que eres lo mejor que me ha pasado en la vida

y si no es a tu lado,

no quiero vivir.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.