Alexander Cambero

En mi cama...


Cuando estoy en mi cama mis pensamientos van a hacia ti, mi eternamente querida, ahora y entonces alegremente, después otra vez tristemente, esperando para saber si el destino oirá mi plegaria, para hacer frente a vida que debo vivir en conjunto contigo o nunca verte. Sí, estoy resuelto a ser un soñador hasta que pueda volar a tus brazos y decir que he encontrado mi paraíso verdadero con usted y envuelto en tus brazos puedo dejar que mi alma flote hasta el reino de almas bendecidas. Debes estar tranquila, tanto más pues sabes que te soy fiel; ninguna otra mujer podrá nunca poseer mi corazón, nunca, nunca. Oh Dios, por qué debe uno ser separado de aquella que le es tan querida. Para más, mi vida. Tú amor me ha hecho el más feliz de los mortales.


En mi cama nos tuvimos
y en mi cama nos amamos,
hoy no queda nada
ya esta todo destruido,
y en mi cama solo se oyen
los suspiros,
de ese amor tan inmenso
que fuera el tuyo y el mio....
ELENA


La cama es el oasis, el calor, el amor,
El principio y el fin de cosas compartidas,
Hervida de pasión, de olvido y de mentiras,
De grandes abrazos y recuerdos tiernos,
De horas de descanso, o desvelos honestos,
Silencios abruptos en cantos a la vida,
A la junventud dorada que se nos fue un día,
Y las locuras calients de tu piel con la mía
Que siguen encontrando el eco revivido
De mil noches hermosas cuando todo crecía,
Siguiendo los instintos de pan en la comida.


Cuando estoy sola en mi cama,
mis pensamientos vuelan a ti,
deseando estuvieses junto a mi,
porque hombre mi ser te llama,
desde antes, hasta ahora te ama,
y alegres mi alma con tu pasión,
haciendo de mis poemas canción,
aunque entristecida en la oración,
es el destino sordo a mi ilusión,
pues debo gravitar la vida diaria,
los obstáculos vencer para amar,
y en brazos gloriosos poder estar.
Espera, paciente que todo llega.
Raquelinamor


Estoy a la espera en la salida de los mundos que entroncan un desvelo y un sueño que aún puede verse, llamando a los espíritus, que tus ojos puedan verme y que vuelva el sístole de tu corazón a latir más fuerte pero esta vez desde tu cama, y después sin más dudas me pidas volver a enamorarte.
(Norberto Pablo).


En mi cama esta el puerto
donde se ancla mi amor,
allí recojo la flor
que perfuma mis mañanas,
vestida con mi piyama
veo nacer el día
y es la joya mas fina
la que veo en tu mirada.
No me dejes descuidada,
abrázame con tu amor
que tu caricia es el sol
que entra por la ventana.
Emma Lores

Comentarios2

  • Raquelinamor

    En la cama reposan todos los secretos del alma, Raquelinamor

  • Francisco Borgoñoz

    Prisión desafiante nuestra alcoba impía.
    Hermoso poema se compuso
    bellisimos versos.
    Saludos y abrazos cordiales.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.