Alexander Cambero

Rostro de amor...


Mujer con todos los atributos del mundo. Eres el divino encuentro de todas las esencias, te descubro en cada rostro de flor; adorarte es cómo abrir el corazón para exponerlo de cara al cielo. Quererte es la magnificencia de un deseo impostergable, una manera de llevarte en lo profundo con la fuerza incontenible que insufla mi amor por ti. El reloj marca el tiempo que se asoma, tú andas en cada espacio del día que despierta con los brazos abiertos para recibirte en plenitud. El amor son tus colores del alma bonita.


yo encontré el amor
al mirar tu rostro,
tus tiernos ojos
iluminaron mi corazón,
ví en tu rostro un bello refugio
que me hizo amarte con pasión.
Nunca olvidare ese momento,
ni esa luz que tiene cuando me miras,
siempre encontraré en tu rostro
la imagen viva del amor.
Yolanda Barry


Vi el amor en tus ojos
Me perdí en tu mirada
Donde cada día me veía reflejada
Aunque luego resultó que en ellos no habia nada


Mujer, yo nací para amarte; te amo con la imagen triste que ningún divino supo acariciar. Siempre dije que te amaba en la inexistencia, y cuando mis ojos te vislumbraron por primera vez, hubo un gran deseo de borrar esas huellas de tus labios de los que fueron un día tu colegio; esa vez dejaste de ser mi amor ideal para ser la mujer que más amara con un vicio tremendo desde la materia, y hasta hoy tu rostro es el recinto de mi alegría y tristeza.
(Norberto Pablo)


Desnudo arcángel de la tarde
entre sombras y sedas te ennobleces
herida de rayo... en la mirada huida
entre imperios de risa y rosa glauca
deshaces mi vida en mil caricias
entre mares de espina
y boca alada.
AUTOR: JOSÉ A. PANIAGUA MARTÍNEZ.


Mujer, rostro de amor
en tus labios la fruta madura
se abre de par en par.
Mujer, caricia y pasión,
la voluntad divina
en tu simple presencia
conlleva al éxtasis
que embarga cada fibra
de la existencia humana
Mujer, rostro de amor

Comentarios1

  • Richy glez alvarez

    Quiero que el corazón se queme por la pasión y palpite a mil, que nuestros cuerpos se fundan en uno solo, y la sombra de ellos baile al ritmo de nuestra respiración, que sale de nuestras bocas como gas de un volcán...

    Necesito que me hagas el amor, para sentirme mas vivo que nunca...
    Necesito tu mirada que me cautiva, desnudándome los sentimientos,
    tu boca que arde, por la transpiración que saboreó de mi cuerpo, tus manos sensibles temblando al rozar mi piel resplandecida por la locura...

    Necesito que me ames y me hagas tuyo
    Necesito amarte y hacerte mía para siempre...

    Quiero viajar al paraíso cuando te tengo dentro de mí ...
    Y en un último grito, necesito escuchar que ME AMAS...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.