Marmota11

Santa Clara

¿Santa? No lo soy, se

que algo de bruja es lo que tengo;
pero una bruja que ama y rescata.

rescata almas de turbulencias y oscuridad,

y no por deber, sino... Por amor.

 

Ese amor que inyectaste en mi piel

que me hiciste ser miel.

Darte todo fue lo mejor que pude hacer

recibir tu alma fue mi mayor placer.

Y llegar al éxtasis de incredulidad, entonces 

preguntarme si vos eras real, porque

en el momento creí que un hombre tanto amor

no podía dar, y menos a un pájaro cantor

como lo fui yo; 

y cuando quise comprobar 

descubrí que solo fuiste una ilusión fugaz

eras todo un ser íntimamente falaz .

Me creaste un palacio de cristal pero el Sol

se escondió y toda la mágia desapareció como la de un Girasol,

apareció mi madre Luna y me quisó mostrar

en donde se encontraba tu realidad al hablar.

Pero... No la quise dejar

Yo quería que el palacio fuese mi único lugar,

Mi madre Luna aterrada buscó la clara Luz Solar

y al verdadero camino me quiso guiar.

 

Yo, yo... Yo lo amaba y hasta mi alma le fui a dar,

mi corazón entero le fuí a entregar

y el solo mi elíxir quiso robar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.