argantonio

El mundo gira

Adonde nunca llegaría con el vino,

llegaré a embriagarme con tus besos,

no importará que perdamos los sesos,

dejando de sentir lo humano por lo divino.

 

Sentir que el mundo gira como una noria,

que el agua siendo la misma se renueva,

que tu casa es mi palacio y es mi cueva,

y aquí estamos en el infierno y en la gloria.

 

No olvido de tu boca el sabor,

ni el brillo de tu piel,

ni la luz de tu mirada.

 

Que misterio el del amor,

nada me fuerza a serte fiel,

ni a ti sentirte encadenada.

Comentarios2



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.