Magda Bello

PAUSA

 

Se fragmentó
en cada prosa,
mujer, hechura,
efeméride.


Intrínseca marca
del tiempo:
Notas blancas, negras,
camino derecho, sombrío
y bajos instintos.


Nos sentamos
en la mesa de azar
a jugarnos la vida.

Te vi inmutable.
Acaparé tu perfil
y sentada ante
el montesco. Vencí.


Dejé las cartas
sobre la mesa
¡partida doble!
Ante la noche, apetitosa.


Y me fui por cualquier
camino, extenuada del sol.
La conciencia adula mis culpas
pero la vida no perdona
ni un instante de pausa.

 

 

Magda Bello

Memorias dispersas

 

 

Comentarios2

  • dreamer

    Todo fluye sin detenerse, las pausas nos desfasan del ritmo de la sociedad, eso si, es más importante la melodía natural. Saludos.

  • Tatan Love

    una bella pausa, una pausa entre letras,y letras que corren entre ellas, un saludo, agradable poema



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.