Josué Ortega

Esperanza de Ver a Mis Hijos

 

Se desvanece la esperanza,

Ha pasado tanto tiempo,

Para muchos eso es nada,

Mas para mí, eternidad.

Se derrumba mi templanza,

Se acumula el  contratiempo

Y podrían dejar plasmada

Mi sonrisa de infelicidad.

 

Ellos dicen que es justicia,

Para mí eso es mentira,

Son procesos largos, lentos,

Que no han dado la verdad,

Pues respaldan los engaños

Y los trapos de inmundicia,

Pues tan solo beneficia,

A los que hacen los portentos

Y planifican daño,

Con toda legalidad.

 

Esperar con gran paciencia

Se me ha vuelto fortaleza,

Sin embargo la tristeza

Vuelve siempre al recordar,

Que ya han sido trece meses

Sin hacer bailes, piruetas,

Juegos, risas y en piletas

Rodearlas en bicicleta,

Y con ellos disfrutar.

 

Y no menos importante,

Sus hermanos los extrañan,

Cuando los niños se ensañan

En llamarlos a jugar.

Quisiera fuera un instante,

Solo un sueño que se apaña,

Cuando El Pc los engaña

Y no saben  terminar.

 

A mis peques no los veo desde hace más de un año

Y serán muchos más meses, según dicen lo será,

Parece que fuera extraño,

Que se aleja la confianza

O le crece mucha panza

Que muy hondo calará.

 

Pero siento en larga espera,

Clamar al Señor por fuerzas

Y levantar la cabeza 

Cuando hay mucho que nadar,

Mas llevaré mi bandera

Aunque hayan corrientes gruesas

Porque Cristo no tropieza,

Sé que Él me puede salvar.

 

Y por eso yo persisto en creer en lo imposible,

Y en quien hace perfectible, lo que nadie puede hacer,

Pues el Dios de la esperanza, es quien se hace invencible,

Y el que aumentará mis fuerzas, para que yo llegue a vencer.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.