syglesias

Ven, regresa a Casa




Ven, regresa antes que de los árboles del jardín caigan las flores, llegando inclemente invierno cubriendo con su fría soledad la piel, para que nada por el añorado pensamiento, sufriendo, siga siempre igual padecido en silencio como lo fue el año pasado, aguardando, sin verte llegar al no poderte nunca olvidar con el pasar del tiempo…, syglesias.


Ven, regresa a casa
antes de que los años
borren nuestra historia,
mira que no es fácil
encontrar un amor, que
con solo un verso,
nos lleve a la gloria.
Soki


Ven regresa a casa.
Antes que la noche
de su oscuridad,
y la soledad cubra tu andar.
en mi silencio te espere con ansias
mientras pase el tiempo inclemente
y sentimos la gloria de tu llegada.
Violeta


Ven, regresa a casa antes que del mar se tiñan sus aguas de gris y el ruiseñor posado en la rama calle su canto, angustiándose a la espera mi pobre corazón, sin verte nunca llegar, abriendo la puerta, porque a tu amor, nunca he faltado, ni en los peores momentos vividos, donde por cruel silencio de soledad y desprecio un hombre sabe llorar…, syglesias.


Ven regresa al lugar donde iniciamos nuestra historia
Ven regresa antes de que se borren tus marcas de mi piel
Ven regresa a casa, al mar, al sitio donde juntos podemos divisar las nubes y el tiempo pasar.
Crab....!!


Ven, y trae en tus bolsillos la luz del alba
Que se ha fugado contigo de este lugar
Y yo con las tinieblas y mi soledad
Observo como todo a mi alrededor pierde color
Nada mas brilla, desde que tus ojos devoraron mi sol
Y con tu partida, se formo un vacío en mi interior
y desde entonces mi sombra te espera
Sentada en la banca, durmiendo en la acera
(Hermogenes Pericena)


Ven, a casa regresa;
Falta nuestra, olvidemos;
Y arrojemos al fuego
vestigios de la ausencia.
Ven, vuelve a tu palacio,
Vuelve, y mata esta pena,
La de tu ida, hiere vasto.
Ven, y llena este espacio;
Ven, y cura este llanto.
Ven, a casa regresa...
Ven, que te quiero tanto!


Regresa a casa
porque la soledad grita tu nombre
el espejo mantiene tu imagen
y aún te espera tu almohada.
Regresa a casa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.