BENjamin

***********MELANCOLIA*******

Alguna vez pensé: es amor;
locura… esa también es parte de mi alma,
melancolía… Amante abrumadora
de mi triste soledad.
¿De dónde sales? ¿De dónde puede
tu fuerza dominar un claro y conciso
trémulo fulgor de una  mañana?
¿De dónde pueden las blanquecinas
nubes transformarse
en el oscuro llanto de los amantes?
¡Cuantos misterios giran
en el paso de la soledad!...
¡cuanta soledad! ¡Cuanta amargura!
Fantasía forjada en la libertad
yo escoji quererte y no amarte,
te amé por tu esencia.
Por el hechizo que onda
en el girón de tus blandos ojos,
por tu voz que extrañamente necesito.
Fantasma incorpóreo
traspasas la niebla
que ciega el juicio.
Susurras un canto y en cada nota
las aves te acompañan,
me hipnotizas, me desarmas,
te veo, te observo y te admiro,
se que mientes, se que ríes
y que buscas ser amada.
Se también que el viento
se detiene en tus labios
disimulando ser brisa invernal,
me hablas, se que mientes,
pero creo y caigo,
¿Cómo evitar quererte, como no amarte?
Si tu piel parece nieve
reposando sobre una alfombra roja
ah! Tu vestido es la pasión
el ornato y la alegría
¿Cómo evitar no mirarte?
si tus ojos congelan el tiempo
con una melodía quebrantada
que llama la atención de las hadas…
¿Cómo evito no amarte?
yo solo quiero cerrar los parpados
y dormir… y dormir…
Alguna vez pensé es amor,
otra vez melancolía,
¿pero que más da?
si fuera amor, melancolía,
locura o soledad, nada cambiaría
el bordado hechizo de tus ojos
porque es eso…
no es color ni la forma,
ni las pestañas que arqueadas
a veladuras espalto se asemejan,
es un hechizo de cual soy preso
y del cual tú también eres esclava
yo por culpa tuya
y tu por la de la naturaleza.

Comentarios1

  • omu

    Excelente, me has transportado como lector a cruzar el umbral de tu sentir, de tu visión, me llevaste a acariciar las telas que cobijan....quizas una realidad...quizas unos pocos de tus sueños.
    Existe un tiempo, en el que el poder de lo sensitivo embarga de tal manera, que nos lleva a no saber distinguir, cual es la gracia exacta, capaz de empañar nuestros ojos, si se trata de tristeza, nostalgia o de una alegría inmensa.
    un abrazo amigo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.