wilbert Arroyo

Aguas mansas


Aguas mansas
****
Lanzo la red en tu extensión
Y caes, sin rendirte.
Abierto de tenerte y gozoso en aprisionarte.
Como gaviota te hundes en mis aguas
Que no mías, son de ambos
Flotando hondas de placeres
Y ahogándose libre de estar y ser
De una sola nota un inmenso horizonte
Lleno de calma y gemidos.
Sientes que al caer a aguas turbulentas,
La paz llena tus vacíos
Y que, de repente, hacen sudar tus venas
De galga reventando en cada costa
De playa y seres que se resisten a cortejarte
Sin decir nada; tan sólo tocar tu silueta
Propia, llena de peces
Y decápodos que van y vienen,
Incluso cuando sus pasos alocados
Entran y salen de tus paredes
Llenas de arena y piedrecillas
De altares y mantos
Amaneceres y cuentos
Infinitos de no decir nunca no
A nada, a nadie,
Solos silentes en la bulla que cuece
Como vientre
Rebotan tus ritmos
Cadenciosos de estrellas
Esparcidas por espaldas grises
Que rápidas se hilvanan
A esa sábana blanca de espumas
Que explotan en un berrido
De ayes y movimientos
Que alzan la voz más allá del cielo
Que lejos está más cerca que nunca
Y más profundo de quererte.
Wilbert Arroyo Álvarez



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.