Eco del alma

Carga Lista

Carga lista y estivada

 

Para iniciar la marcha

 

Por la franja negra

 

Que une ciudades

 

Cruza montañas y  fronteras

 

Pasa por el  medio del  desierto

 

A la luz del sol

 

O con lluvia avanzando

 

O en la oscuridad de la noche

 

Mí carga transportando.

 

 

 

 

Nos cruzamos al mirarlos  y gestos amable

 

Los deseamos buen viaje

 

Que Dios te acompañe

 

En casa te aguardan

 

Tu amada y los hijos que la acompañan.

 

 

 

 

El sueño y el cansancio

 

Son los eternos acompañantes

 

Por los kilómetros andados

 

El amor por los que están en casa

 

Te da fuerzas de la nada.

 

 

 

Enveses en el medio del silencio pensamos

 

No haber estudiado

 

Estaría en el hogar

 

Y de los míos acompañado

 

Compartiendo la meza

 

Por lo que mi adorada ha preparado.

 

 

 

 

En ocasiones secretos guardamos

 

Como  su partida lamentamos

 

Por un accidente no esperado

 

Imágenes que guardamos

 

Que en cada viaje no lo deseamos

 

A Dios nos encomendamos

 

Le pedimos a Dios que se a nuestro acompañante

 

En cada kilómetro que andamos.

 

 

 

 

 

 

Autor…Eco del alma

 

22 – 04 – 2009

 

Antofagasta – Chile

Comentarios3

  • Giamalyn

    Tus escritos son como el diario que muchas muchachas llevamos para plasmar los momentos más impactantes de nuestras vidas. Eso refleja lo confidente que es el papel para usted. ¡Eso es bueno!P. D: No se en qué evento de la vida real pueda estar basado este poema pero lo siento mucho... y espero que Dios lo guarde a usted siempre.

  • benchy43

    Hermosa visión de tu actividad, amigo. Felicitaciones. Un abrazo grande. Ruben.

  • el-Centinela

    Compañero del volante, te felicito por tan explicito poema, yo tambien me dedique al trailer por aproximadamente doce años, cambie de oficio exactamente por eso que escribiste, añoraba pasar las fechas especiales con mi familia, me perdì las primeras palabras y los primeros pasos de mis dos primeros hijos, jamas pude ir al kinder en algun festival o fiesta, solo me enteraba por las fotos que tomaba mi esposa, cuando me dijo que ibamos a tener al tercero decidì no volver a perderme un solo momento de su vida y hoy vivo de lo que me deja la carpinteria, yo tampoco estudiè pero trabajar jamas me ha asustado.
    Un gran abrazo compañero, se lo que vives y lo que luchas, esa fue tambien mi vida y te entiendo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.