Marah

Como niña durmiente

¡Un árbol me besó cual besa el hada a un niño

se durmieron mis ojos al mecerse la flora,

las ramas fueron manos, formaron mi corpiño

y emplumé sin plumaje…fui perdiz voladora…!

 

¡Sentí el imán del éxtasis al ver un mundo armiño

de personas sensibles con sonrisa de aurora

hablando de hermandad rebosos de cariño,

cuán brillaba en la frente la llama salvadora!

 

¡Quisiera despertar en medio del embrujo

por saber si es verdad el panal de la vida,

burbujean mis párpados, con mis dedos estrujo!

 

¡Cómo siento el temor de la triste caída,

prefiero más los soplos del roble aquel tan brujo,

y viajar en sus cuentos de la maja dormida…!

 

 

Comentarios1

  • alma_28

    Amiga tus sonetos
    Siempre son un cántico para mi alma

    Me encantó
    Un abrazo

    • Marah

      Gracias por todo amigo poeta, Dios te bendiga, un abrazo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.