osvaldo tamborra

1

1

Pretendo que me deje el pensamiento,

que me deje al menos hasta mañana.

 

Volverá mañana y seré su presa,

pero necesito que hoy ya  me deje.

 

Que deje de arañar su luz mis ojos,

que su sonido se apague un momento.

 

Que me envuelva en la distancia o el sueño,

que no pregunte si quedan latidos.

 

Que detenga su letanía absurda

     y que me permita dormir,

                                   dormir de nuevo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.