Alejandro Parra

La Vieja Vida

 

La vieja vida estaba en su patio,

Dicen que ya ha pasado mucho tiempo y está descansando.
A menudo duerme a la vista del sol y de la luna,

La vieja vida se ha vuelto conforme y oportuna.


Contiguo al patio está la calle,
Las veredas y semáforos,
Los peatones y los autos,
El viento y la neblina,
Todos llaman a la vieja vida:
«ven a dar una vuelta, lleguemos a la rotonda y doblamos en la esquina»


Los años pasan y no en vano,
La vieja vida ya no da vueltas,
Ahora ella es un mundo, de infinitas dimensiones y tamaños,
Y como a los viejos sabios
Pídele consejo y álzale la mano
Que quizás le quede poco
Y la vieja vida lo sabe.

.

Comentarios2

  • Amalia Lateano

    Excelente reflexión.
    Un poema fuerte, intenso.
    Me gusto mucho.
    Buena semana.

  • Khadija (Alyamar)

    Un andar que jamás se volverá a pasar . Caminemos el momento dejando huellas al andar... Un gusto pasar a leerte



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.