argantonio

El amor nunca es tardío

Los muebles eran viejos y todos los espejos turbios,

quisiera que nada envejeciera, solo que fuera antiguo,

y que el fruto de tu vientre nunca fuera exigüo,

y gustéis de los hombres, sea morenos, amarillos o rubios.

 

Que nadie se ufane de hacer conquistas,

preferible es en conciencia ser conquistado,

o quizá sea lo mismo amar que ser amado,

dájate amar sin límite y no te resistas.

 

El amor viene cuando menos se espera,

tiéndele la red que no se escape,

y cuídalo sin mirar la hora.

 

Deja que él te atrape,

que si no te entregas, desespera,

y con mas ansia te devora.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.