Pavlov

EL INFIERNO



Me divertía,

dinero, sexo, drogas, alcohol;

yo tenía el control de mi vida,

hacía lo que quería,

todo me valía.

 

En la noche,

a velocidad camino a casa,

cierro mis ojos y no siento nada,

el aire se me acaba,

mi esposa me esperaba,

en la morgue me encontraba.

 

No sé dónde estoy,

siento una gran tristeza

y mucho dolor;

la oscuridad penetra en mi interior,

escucho llanto a mi alrededor,

sin saber que el que llora soy yo.

 

Mi rostro se desfigura,

siento miedo, desesperación

y al mismo tiempo

siento frío y mucho calor;

la angustia me carcome,

sangre en mis manos,

en sonidos raros se convierte mi voz.

 

Como una daga que se entierra

causando cada vez más dolor,

no paro de sufrir,

el adulterio,

lo estoy pagando hoy.

 

Frente a mí,

un fuego que me causa terror,

me muestra lo negro de mi interior,

mi vida desperdiciada,

error tras error,

lo tenía todo,

pero me faltaba amor.

 

No estoy solo,

veo infinidad de rostros,

algunos conocidos,

llorando sangre,

gritando aullidos,

espantados de verse a sí mismos.

 

Hasta que estoy aquí me doy cuenta,

yo no sabía,

que, de todo lo que hacía,

un precio pagaría,

siento cómo dentro de mí

la maldad cobra vida,

quisiera estar soñando y despertar ya

de esta eterna horrible pesadilla.

 

                                                                 

Copyright © 2013 por Pavlov Agüero.

Libro Sentimientos del alma:

http://bookstore.palibrio.com/Products/SKU-000624032/Sentimientos-del-alma.aspx

 

Comentarios1

  • EdithElviracolquirojas

    hermoso y real poema si existe el infierno y se paga por todo lo malo.Un abrazo y te invito amis letras

    • Pavlov

      Gracias Edith, así es, como dice el poema
      "Hasta que estoy aquí me doy cuenta,
      yo no sabía,
      que, de todo lo que hacía,
      un precio pagaría"

      Será un placer leerte. Saludos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.