Mujer Nagual

Cantata del sol

hundiéndose en el magma 

van mis piernas

saltando disparejas

como una forma de estrella

 

pintando los pétalos en sueños

me sonreiste una o dos veces más

silencio de abismo

luna subía hasta hacerse notar

 

moviendo los brazos

rozando el tiempo con la lagaña 

a la mañana

cuando todo brilla

o se humedece

mientras las cosas vuelven a sucederse

 

porque hay un terreno inexplorado

en el centro de mi corazón

le dibujo día y noche

como brasa sumergida en un carbón

 

qué será de lo que quema

más tarde serán las 3

 

danzan mis ojos por el cielo

está tan lindo hoy

luego de lluvias como lágrimas

cuando se limpia todo

quedamos desnudos 

calor galopante

útero

 

segui rozando las facciones de lo eterno

aunque el velo acaricies por demás

 

seguí flotando por los aires bien contento

dejá que todo cambie de lugar

 

si te toca ser sermón de algunos que siempre serán pocos

abraza fuerte tu humilde voluntad

 

pasame un cariño por algún recoveco 

esos que se encuentran en el andar 

solitario

mi proceso bien adentro

aflorandondome 

milagros que agradezo

 

con cada hoja que se cae

con cada página detrás

preludios no los leo

la pasión que se amortigua

miente la mente al tropezarse

con lo único que nos sostiene el pecho

 

eso que gira moviendose

detrás

 

vidita linda

callecita arbolada

cuantos ojos te han de mirar



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.