Cyrene

La cepa y el racimo

 

Quiso la cepa poseer el racimo

que de una rama asomaba coqueta.

Acercó su mano nervada de ansias,

ungió de savia su lozanía traviesa.

 

Quiso volar aquel tallo a su cepa,

desnudar su párvula copa en quimeras,

cuando su trémulo llanto inundó su pecho,

supo que era impúber su frondoso deseo.

 

Vendimias vivieron embriagados de soles

haciendo crisoles al racimo colmado.

 

Naciendo nidos indómitos y divinos,

sigue el embrujo entre la cepa y el racimo.

Comentarios7

  • Faeton

    Siguiendo los pasos de Esopo, nos traes un poema en forma de cuento o fábula. La historia me ha parecido muy original, y la forma en que lo cuentas es maravillosa. Me ha gustado mucho el verso: "Acercó su mano nervada de ansias". Lo que no me ha gustado tanto, quizá, es la rima que hacen soles/crisoles.

    Un abrazo, mi estimada amiga Cyrene.

  • Jesus Paredes Ortiz

    Cyrene, un poema o, como bien dice nuestro amigo, más que eso una fábula. La segunda estrofa me parece preciosa.
    Un abrazo

  • Adrian VeMo

    "Naciendo nidos indómitos y divinos,
    sigue el embrujo entre la cepa y el racimo."
    Es un hermoso final, muy romántico, cada día es un placer leerte Cyrene.
    Saludos y un fuerte abrazo

  • luz

    Encantador poema, he disfrutado de las ricas figuras que nos regalas. Cálidos saludos de luz.

  • Poemas de Pepita Fernández

    Me encantó yo nací en un lugar donde abundan las vides ,cuántas veces deseamos lo que no podemos alcanzar...me gustó:vendimias embriagas de soles...
    Saludos............Pepita

  • albrecht

  • albrecht

    este poema vino a mi como un regalo inexplicable....



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.