Eduardo Monroy

IX

Aun no entiendo

porque te fue tan facil

destruir mi fortaleza.

Si alguien me explicase

porque te fue tan facil

derribar mis murallas...

 

deben ser tus larguisimas piernas

el motivo que con tal sutileza

le dieses la vuelta a mi mundo

en tan pocos pasos.

 

Debe ser el poder de tu mirada

lo que me hizo ver mas alla.

 

Probablemente fue tu

inocencia disfrazada

lo que me hizo 

volver a amar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.