RobertoFerreira

Dos de noviembre

El arte de la miseria 

es no poder amarte, 

amarte sin ruidos

que rompan los oídos.

Profanas palabras

sobre la tumba de tu sexo.

Sentir los labios del cielo

cayendose a pedazos

en el remanso de tu pelo

y tus pies descalzos.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.