Marah

Nevazo, foto y algo más

A un joven el nevazo ya le crispa

resbala por los témpanos de hielo

le asusta lo difícil del invierno

no lleva ni una bolsa deportiva.

 

Es obvio que ha llegado sin la visa

y busca al sacerdote del convento,

tal vez le pueda dar comida, un lecho…

palabras que lo orienten en la vida.

 

Y así con el pesar en su semblante

sonríele de pronto a la nevada

y toma varias fotos del paisaje.

 

No falta el colorido de un romance,

recibe la señal de una muchacha

lo lleva hasta su hogar y da su manta.

 

Comentarios3

  • alma_28

    Que bonito amiga
    Un abrazo

  • Armando Luna Pineda

    excelente poema que termina bien, el hielo y el amor, bella poesia, saludos y abrazos.

    • Marah

      Gracias por todo amigo, un abrazo

    • Jesús Lantigua

      Precioso el poema. Muy bien por las rimas asonantes. Abrazos.

      • Marah

        Gracias por todo amigo, un abrazo



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.