astrolavio

SABES , HE APRENDIDO

He aprendido a increparme,

día a día,

minuto a minuto,

sobre mi presciencia, sobre tu ausencia.

 

Contemplo como una vana memoria,

lo que fue tu amor,

lo que hallé en este vacio.

 

No puedo descifrar ya mi mente,

no puedo entender su deseo.

A veces, cuando entristecía

solía acompañarme silenciosa .

Ahora , solo existo yo,

yo con deseos vanos.

 

He aprendido a increparme 

a ofrecerme quizá pequeñas promesas

promesas que no cumplo 

no cumplo a mi misma

no cumplo a mi ausencia .

Me increpo , por ti, por mi, por nosotros

por mi presciencia.

Por el espacio infinito ,

entre mi alma y mi corazón.

 

Solo existo lenta y calladamente a tu lado,

estoica, diminuta, 

presa de espanto.

Olvidando quizá mi existencia , 

He aprendido a increparme 

el hecho de presenciar como me voy 

como te vas.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.