Erato.

Hay que apostarle al Corazón.

Hay que apostarle al corazón,

A ese que no envejece,

A ese que no razona,

A ese que sólo late 

porque hay una razón...

Y la razón es vivir,

Y la razón es amar...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.