ch0rch

Viento de sal

 

             Viento de sal

 

Sueños  líquidos  con  tu cuerpo,

de  fondo,  música  del  movimiento perpetuo.

No  he  visto azul  más  azul  que  cuando  te  miro,

mis  ojos  se pierden  en  el  horizonte

y  vuelven a  la  orilla  inquieta

donde  todo  está  a tu merced.

Dame  el  remanso  que  tanto anhelo,

haz  soplar  tu  viento  de sal  en  la  playa  y  en  mi piel

trayendo esas  ondas  suaves que acarician

y  se llevan  el tedio.

Como  un  mojado  animal   que  olvida  todo

al  instante  después de tocarlo,

matas  de  a poco  las  piedras  de  la costa,

hoy  también  te  llevas  mis  palabras.

Evaporadas  en  tu  profunda oscuridad  serán  arena



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.