Esteban Mario Couceyro

Mañana

 

Mañana habré partido

en silencio, me alejaré

y como el aire de otoño

acariciaré tu rostro desprevenido.

 

En la mañana húmeda

me iré entre sombras

sin volverme, miraré

el horizonte nuevo.

 

Como un pájaro, abriré las alas

en un intento vano

por alejarme

de vos.

 

Pues al bajar los brazos

en el suelo se hundirán

siendo raíces profundas

para no partir.





Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.