Eder Guerrero

carta número diecisiete: ¿distancia? ¿cúal?

Miércoles, agosto 31 del 2016 5:30 am

Mi rubi, mi linda, el amor y la noche.

Hola, espero estés linda como siempre, estaba revisando el mapa, según esto; estamos aproximadamente a veinticuatro kilómetros de distancia; al leerlo, bueno mejor dicho al escucharlo; porque cada que lees una carta mia olles mi voz, aunque de mias tienen poco; son tuyas mi amor, al escucharlo se hace mucho, a pie según los cálculos son seis horas pero dime crees que mi amor es así de fuerte como para recorrer ese camino por nuestro amor, no responderé a eso, sólo diré que me parece estúpidamente corta, desdeñable, está distancia si de lo que se habla es de nuestro amor, a poco no hemos llegado más lejos por guardar éste; nuestro amor. A bicicleta mas o menos son dos horas pero para que apresurarnos amor, si lo que es, es, nuestro amor a durado ya años, no nos apresuremos amemonos aún en la distancia, disfrutemos los veinticuatro mil metros de "distancia" que nos separan, depositemos en cada uno de ellos un recuerdo, un beso, un abrazo, tus sonrisas, tus labios, tus ojos cansados, tu juventud, tu cara de niña, de ángel, pero sobre todo guardemos ahí nuestro amor, esta seguro en la distancia nadie se le ocurrirá jamás buscarlo ahí, a nadie le gusta husmear en la distancia, les da miedo, le tienen pavor, que ahí sea nuestro lugar secreto para amarnos con fervor.

Algunos pensarán que jugamos con fuego, que nos ponemos en la boca del diablo y ahí nos amamos, hagamos caso amiso a esas voces, ellos no saben que nuestro amor es aventurado, se nutre de la distancia, de los inconvenientes, hasta del desamor, nunca vendrán a buscar nuestro tesoro hasta acá, a nadie le gusta bajar, soportar las dificultades y los males, quizá por eso sea tan diferente a otros  nuestro amor, y no porque seamos valientes sino porque le damos su justo valor, que venga la soledad, la distancia, las dudas, que nos jugamos la vida con puñal en mano y una flecha atravesada en el corazon, la cual lleva grabada nuestro nombres, labrados éstos con besos, con pasión con batallas pérdidas pero con un inmenso amor.

Sigamos guardando en la distancia nuestro amor, ahí nadie buscará sigamos guardando éste secreto de dos, por qué cuál distancia mi amor, no hay distancia entre tu corazón y el mio, no hay distancia entre tu recuerdo y el mio, entre nuestras almas: menos, si ellos piensan que hay distancia porque nuestro cuerpos no están juntos; que tontos son; porque eso para nosotros no es amor; amor es que cierres los ojos y sientas mi presencia, que emergen a nuestro cuerpo sesiones, imágenes y una pequeña sonrisa, que se instale un suave beso en los labios y emerja esa pacifica sensacion, que te sepas correspondida, que me sienta amado y afortunado, que empezemos el día con un dulce abrazo, Con un suspiro que te detona tu amado, el amor no puede ser comprendido a distancia, pero puede ser explicado, mi amor, tu corazón late en esté justo momento, también el mio, eso es amor.

Comentarios2

  • Lita_81

    Buena entrega, lo curioso es que me llaman la atension sus cartas y escritos.. Puede así un amor vivir? Un amor raro como lo ha dicho. Será que la vida dé para tanto y que la soledad se coma a mordiscos la inesperada y perpleja desseñanza de soportar los tragos amargos.
    Sera amor?
    Muy bello pero en el buen sentido es bueno luchar por él . Tendría más sentido al mismo
    Una percepción sólo
    Buena entrega y gusto siempre leerle

  • Eder Guerrero

    Lita gracias por su comentario. Habrá que descubrir y construir a diario el amor encontrar formas diversas para encontrar el amor para nutrirlo yo acepto la distancia, los desencuentros todo eso conlleva el amor existe el mar y la luna y aun a la distancia tienen una correlación.saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.