angelillo201

Secuestro de una alcaldesa para que haga un vídeo.



Secuestro de una alcaldesa para que haga un vídeo.

El escenario: su pueblo, surgen hierbas y flores en una huerta urbana. De fondo las montañas, un reproche, podrían estar más cuidadas.
La luz, la de las diez de la mañana en la cuenca del mediterráneo el primer día de septiembre.
El sonido, chicharras y gotas del goteo  regando las hortalizas desde un bidón al que ha subido agua el actor desde una charca casi cubierta de cañizo.
El actor de espaldas, aparece sentado en una silla que pone San Miguel en rótulos verdes y rojos, le ha sido regalada en una oferta por la cervecera valenciana San Miguel, ángel vinculado al cultivo de la cebada.
La voz del actor  angustiada, sufre por algún motivo.
Actor secuestrador, mirando el horizonte perdido.
“ MI nombre, quien soy, no tiene ninguna importancia en esta función. Ni siquiera lo que yo diga, lo que sienta, o lo que piense. Lo importante es que lo diga alguien como la alcaldesa a la que pretendo secuestrar para que hable en un vídeo y haga comprender a la gente.
SI las fuerzas de seguridad ven este vídeo, es que están conmigo. YO soy uno de ellos. Una persona del pueblo, que habla como el pueblo, que piensa como el pueblo y actúa como el pueblo”

Haciendo una pausa para reflexionar sobre sus sentimientos.

“Todos los días desde que perdí mi trabajo y acabé en la pobreza. Desde el inicio de la crisis sufro insultos, vejaciones, humillaciones, robos, pedradas en mi casa.
Nuestro prójimo, nuestro vecino, aquí, en este lugar, se ha convertido en nuestro enemigo, con el que se lucha a brazo partido cada día. Yo no soy un héroe para aguantar tanto, pero lo hago.
Estamos en guerra las clases más desfavorecidas entre nosotros , porque las clases políticas han destrozado el orden natural de convivencia, la moral, el respeto. Así los más desfavorecidos de los arrabales se convierten en aliados de las clases políticas que pretender excluir del mapa social a las clases más bajas deshumanizándolas para que no se rebelen contra ellas. Conseguirán generar una lucha miserable entre el trabajador, aliado del pequeño tendero, contra el lumpen proletario que les abre el coche o les roba en la tienda de comestible”
Viendo pasar por el escenario campo urbano la carretera por donde pasa la guardia civil haciendo socarrona vuelta como tiburones entre arrecifes de coral.
“ ¿ quién no ha ido a la policía local, guardia civil, a denunciar un caso de acoso vecinal, el robo del hierro de las rejas de la puerta, de un pequeño motor de agua... incluso diciendo quien ha sido , y le han contestado que no pueden hacer nada?
Entonces la víctima, enfurecida y careciendo de la prudencia que se debe tener al a hora de hablar a la autoridad, sin sospechar que éstas, están compinchadas incluso a lo mejor sin saberlo, con las capas más bajas de la sociedad, responde lleno de indignación que le sale del temor:
¿ Y si lo mato?
La respuesta es un clásico:
Lo entierra y que no nos enteremos.
Así es como la autoridad protege a las élites, y las élites a si mismas.
La chusma se hace más chusma, como quienes me ha robado a mí las lechugas, las cebollas, me ha arrancado matas vivas de calabazas, tomateras, plantas aromática, y me ha colocado en cada bidón de agua, a modo de tarjeta de presentación, diciendo que volverán cuando estén maduros unos tomates verdes del tamaño de un puño.
Si esto lo cuento a la policía, se reirán de mi, si lo comento al ayuntamiento, igual.
Tono confidencial del secuestrador :
“Se lo comenté a otro agricultor cercano que le ha pasado lo mismo y abandona el campo con una profunda depresión por lo que le están haciendo.
Su respuesta fue la siguiente:
no podemos hacer nada Angelillo.


Mirando el actor secuestrador con ternura su huerta, bachoquetas mecidas por el viento, las lechugas pequeñas creciendo, la sombra de los olivos podados. Meses y meses de faena en un bancal abandonado que ha dado sus frutos con mucho trabajo. Duda de si seguir, duda de a quién culpar mirando el cielo.
“ No, no culparé la chusma de esto. Lo que tengo que hacer es secuestrar a la alcaldesa y traerla aquí para que haga un vídeo hablando como el pueblo. Qué diga a todos los habitantes de vall d´uixó son unos cobardes hijos de puta. Que la gente aquí es basura, una puta mierda.
Qué condene moralmente los hechos que sufrimos mucha gente que plantamos y vemos nuestras huertas saqueadas en el mejor de los casos, en otras ….literalmente arrasadas por pandillas d epobres imbéciles que creen que se ríen de nosotros . Jamás sale a luz una condena. Hay que secuestrar a una alcaldesa para obligar a las autoridades a que miren aquí , a la tierra, hasta de ella nos excluyen, y se condenen estos hechos cuyo final en muchos casos es la depresión, el estrés, el insomnio, y el abandono del medio”

El actor se levanta sin que se sepa quien es, apaga la cámara y la función, acaba.
Angelilo de uixó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • luno

    Qué fuerte



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.