Leandro

Sopa

Una sopa caliente

Sobre la mesa de verde color

La gris tarde ausente

Y el vaporoso sabor.

 

Entre blanco y negro

La música del piano yace

Del silencio en el cuarto

Lo inesperado nace

 

La ventana blanca

El viento fuerte resiste

Veo el verde y sobre el

Veo mi reflejo triste

 

Pruebo la sopa

De verduras y letras perdidas

Sopa para calentar los huesos

Para reponer almas heridas

 

Está esperando

Para nutrir ojos taciturnos

Y abrazar las líneas

De unos versos nocturnos

 

Solo sentado

Antes que la sopa se enfríe

No estaré acompañado

Su mirada no sonríe

 

Pienso en ti

El vino duerme en la copa

Cristal de minutos donde vivo

solo yo y la sopa.

 

Leandro

Derechos Reservados

2016

Comentarios2

  • nelly h

    Buena inspiración que surge frente a un tazón de sopa. Es justo en horas donde la esencia del sentir nos lleva a la realidad de una soledad buscada o fortuita, pero que siempre calan en el alma.

    Saludos

    • Leandro

      Gracias, hasta lo mas simple puede ser una gran compañia.
      abrazos

    • YA SABES QUIÉN...

      Entre las lineas del verso, la sopa y el vino, tengo que decir que el poema le quedo divino..... saludos amigo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.