Emyzag

La Abeja


Das la miel como las abejas,
ese dulce sabor dejas,
en toda mi boca,
es lo que hoy provoca,
esa miel viscosa,
como la inmensa rosa,
que hoy deja todo su aroma,
y no es broma,
lo que dice mi boca,
porque das de tus labios,
ese sabor a miel en silencios...


Hay bella abeja,
que entre mil rosas,
gustosa posas.
Detente en el clavel,
dile, que a veces,
pienso, en su toque
de miel...


Como abeja, te posas
en los jardines del pensamiento;
zarandeando estos restos;
endulzando, cuanto toca.
Tus zumbidos me cautivan,
Y me deleito en tu silencio.
Y a mis ojos, cuando miras...
¡Qué fortuna, yo siento!
¡Que me alcance la Vida!
para, de tí, endulzarme...
Un poco más, cada día!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.