Katalina Camus

DESCANSO FINAL

 

 

Aquí estoy, no estoy atada ni vencida,

aquí, aquí duerme mi cuerpo lánguido.

Soy una nueva mujer, pero al mismo tiempo,

estoy más gastada y curtida, estoy enmohecida

como si algunas partes de mi hubiesen

estado remendadas por muchas horas,

por muchos días, por innumerables años

 

Aquí duermen y puedo verlos,

mis restos opacos, expuestos y profanos.

Soy la misma mujer, pero al mismo tiempo

soy ahora otra semilla.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.