Mujer Nagual

Desde un punto

 

caminando por las hojas secas

lo reverdecido al mediodía

me crujen los pies

entre en vuelos de ave

disfruto de un celeste claro

en mis ojos un dolor

 

Como lo que veo

pues de las flores soy amiga

los secretos nos son hablados

en silencio mortal

 

 lluvia santa en mi jardín 

son pájaros 

los sonidos que acunan 

el momento

 

Pero sigue

y circula

ya no termina 

no empieza

jamás ocurrió

 

 a salvo

 la supervivencia

 fuerza del espíritu

 canta amaneciendo

es de soñar

 

miradas en el techo

se ven las gentes andar

alzo mi cabeza mirando alto

compás del tiempo

el agujero se manifiesta

 

potencia de todo lo que existe

 puedo hacer vivir lo que no aparece aún

 

Sonrisas del vientre

dedico a mi cuerpo

sonajas encantadas

cascabel

 

chillan las caracolas

que los soles ya llegarán

 

danzan las comparsas

 

Suena y si te pica ...

gira no dejes de saltar

despojarse de los pesos

alivia ya

 

mejor es tender un puente

entre lo que no conoces

el lenguaje se desprende

de lo que el espejo ve

 

con manos de corazón

cómo se clavan los espejos 

autoreflexión

 

en todo verás donde pulir

deberás correr 

pausar

ya irte a vivir

 

mientras sople una onda

yo la llamaré viento

 

 

caminando por las hojas secas

lo reverdecido al mediodía

me crujen los pies

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.