Victor Gedig

Mi corazón, mi alma, la vida.

Me siento vacío al sonreír,
No se como me debería sentir,
La alegría se fue me abandono,
¿Cómo se vive estando roto?

Mi corazón es una morgue,
De amores que han muerto,
Contempla los cadáveres,
Antes de asistir a sus entierros.

Sus besos dulces y suaves,
Se volvieron heridas mortales,
Cada recuerdo me dejaba grave,
Lleno de sentimientos inefables.

Mi alma mantiene los amores,
En cajas de dolor y miedo ,
Cerrado por los temores,
Para que no vuelvan los sentimientos.

La vida es un remolino,
De lágrimas y sonrisas,
De traiciones escritas
Y promesas hechos trizas.

Mi corazón es un ataúd,
Ahogándose en el mar,
Pensando en la juventud,
Olvidando lo que era amar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.