roberto candela

Amor efímero.

Enlazar quisiera

Tu vena y mi sangre,

Vivir nuestras vidas

 a posteridad.

 

Mirar con tus ojos 

la primeras luces,

Que dé nuestra hoguera

El calor fecundo

A perpetuidad.

 

Tejieron tus labios 

Palabras bonitas,

Que aún en mi oído

Suelen resonar,

Sacando lo bueno de mi

Más profundo

Que el aire de vida

No há respirar.

 

Hoy labras sendero

Que de mi se aleja,

Donde ya mi planta

No puede pisar.

 

Palabra agoniza,

La dulce promesa

En ligero polvo 

Va en viento a volar.

 

Efímero cielo,

Luz de sol de eclipse,

El tiempo de un rayo

Con fuerza infinita

El fuego en mi boca

Vino a despertar.

 

Causando sonrojos,

Sudores y risas,

Temblores de piernas,

Suave despertar.

 

Cruzando los aires,

De dulzura innata

El sabor de un beso

A mis labios vino

La vida a dejar.

 

Prendado a los suyos

Lleno de embelezo,

El corazón mío

Decidió viajar.

 

Dejando mi pecho

Vacío de latidos,

Ahora me queda

Sólo suspirar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.