gerardo villalobos

Adios sin despedida

Con el dolor en el desprendimiento
De una saeta al corazón hendida
Como una embarcación de mar perdida
En la resignación del hundimiento

Como una eternidad sin mar ni viento
En un cielo de estrellas desprendidas
Van tus adioses sin las despedidas
Vetando en mí lo que es al alma aliento

Suena el adiós y omnipotente guía
En tu resignación lejana y bella
Lugares del amor sabiduría

Brilla en tus ojos y en la mar destella
Uniéndose materia y fantasía
El desprendido amor de las estrellas



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.