Lebusla

ESCOGENCIA

ESCOGENCIA

En un lugar ignoto veo se abre,
cavidad indefinida, amplia y honda
y un ave en su final incierto ronda
bebiendo trago amargo cual vinagre.

Agua pide en su pico cercenado
díscolo aire arrebata la vasija
del brebaje, en el que con ansias fija
los reflejos -de su vista- apagados.

Ave vuela, sí vuela ser alado
enrumba ascenso a equidistante cielo,
que en el lene murmullo de tu vuelo
de no ser tú, te hubiese acompañado.

Vuela y pregunta al mar que está a tu paso
si él ha visto a otras aves, que a lo lejos
ofrezcan a ti alas, y si consejos
al volar él te sugiere, hazle caso.

O prefieres optar tú cual cigarra
por un canto inútil -en gran barullo-
en un hospicio ajeno que no es tuyo
y al fin colgar inerte de una parra.

Lebusla
Derechos Reservados

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.