Alberto Escobar

Luchar

 

 

Luchar hasta que la sangre se derrame toda

por alcantarilla que da al río del fracaso.

Asegurar que antes de claudicar hemos exprimido

hasta la última gota, que el acaso no campe

a sus anchas, que no se chancee nunca del quizá

de la esperanza, que cada pregunta que surja

del alba no se quede sin su respuesta.

 

El amor es la causa de nuestro por qué en el mundo

que nos ha tocado sufrir, el único concepto que nos

redime de la penosa piedra de Sísifo, que nos compensa

de la ira de los dioses por robar la llama divina.

 

Amigo, no dejes de luchar por el amor 

porque será el único y último verso que

nos encuentren en el bolsillo cuando nuestro

cuerpo sea pasto de los gusanos.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.