Ulises Rodriguez Barreto

Un soplo...

Veo en primera fila, el resquebrajamiento cristalino que yace entre tus piernas, como un glacial que esculpe el frió que recorre tu espalda y estalla en tu boca el calor de las penas.

 

Siento el mastique sediento del polvo que astilla mi lengua, como un soplido del cielo y una tortuosa pena, que regurgita la historia de nuestras angustiosas quejas.

 

Oigo el resoplido exhausto y repetitivo, el propiciado ritmo que nos causa disnea, que acompleja tus pechos en latentes expansiones, para abordar las espirales de tus orejas.

 

Saboreo el vórtice de tu ombligo y me pierdo en tus ojos que son abismo, y grito el sentir que es para contigo, el alivio mutuo, el mutuo castigo.

 

Palpo las cadenas frías, en el calabozo existencial que origina la vida, el vacío consciente de la rutina, donde recordar no es deber sino virtud y donde soñar es la redundancia de la experiencia vivida.

Despertar, maldita sea, todo era perfecto...



Ulises Rodríguez Barreto.

Comentarios2

  • EdithElviracolquirojas

    bello sueño y zas era solo sueño je excelente y te invito amis letras

  • El Hombre de la Rosa

    Un hermoso y generoso soplo de amor estimado Ulises

    • Ulises Rodriguez Barreto

      Muchas gracias hombre de la rosa, estimo sus comentarios y me da gusto que se tome el tiempo de leerlo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.