Santiago Miranda

al parecer la tontería es la condición humana

I

media vida escuchándome
a mi mismo, hablando
entre la gente
he aprendido que
a esa enigmática y permanente
masa de erráticas quejas
no hay que escucharla;
no sabe lo que quiere
no sabe lo que dice
y el tiempo
solo le enseña
que ha sido tonta
tonta, estúpida, torpe
todos y cada uno
de los vértices
en sus aristas incongruentes
todo eso hemos sido
y mientras se va siendo
jamás se dejará de ser
eso/aquello/pero/empero/espero
nos vamos
com-ple-ji-zan-do
y la tontería
deja de ser obvia
y se edifica empinada
bajo los lenguajes técnicos
del subsuelo confiado
(ya sé lo que sé
pero no sé qué no supe
no sé)
al cielo ilustrado
irradiante brillantés
la condición, así
permanece
aún oculta, cercana a
los destellos del cielo
relámpagos de sinapsis
dentro de la materia
gris, de la cabeza
a veces lo brillante
nos transporta
o nos quema
hay veces
y existen
han existido
existirán
momentos cuerdos
estallidos de cosmos
dentro del viéntre o fuera
de los cráneos
veraces o voraces dentro
cuando la tensión de lo evidente
detona la gravedad;
una caída
un quiebre, se comprende
cuando hay uno que destaca
palabreando lo que intuyó desde su orígen
el rechazo es: definitivo
escucha
la vía paralela a su locura
retorna, el resto sigue siendo
lo mismo
algo demasiado hombre para entender, es
lo que pasa
cuando el mundo es quien habla
a través de ti

Comentarios1

  • eibaoga

    Tremendo siempre
    y siempre acertado.
    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.