Leandro

Encuentro

No hay poesía sin tu mirada

Sin tus manos ardientes de deseo,

Es la copa roja de tus labios

El vino que estaña mis besos

En las islas orientales de la vida.

 

Como un musgo aferrado a la roca

Me encuentro en este desfiladero,

Los huesos atados al alma

Poeta sin versos ni tiempo,

Tierra abierta a la semilla

Al trémulo amor que espero.

 

El talle de tu cuerpo lo hago mío

Como la risa de tus ojos ligeros,

Tú abrazas las notas de mi piano

Y el manto que cubre tu cuerpo,

Se abre tu pecho desesperado

al silencio que nos da el encuentro.

 

Se acalla la bulla del cemento,

Y un espejo que la lluvia desviste

Abre a las fachadas el misterio,

Una estela palpitante que funde la calma

Con el sello de una luna ensangrentada,

Y te miro en la poesía de tu cuerpo,

Para marcar tu piel y tu alma.

 

Leandro

Derechos Reservados

2016

Comentarios1

  • Alexandra L.

    Cuanta belleza en cada verso, cálidos, delicados. Placer de lectura.

    Un feliz fin de semana, Alex.

    • Leandro

      gracias, un buen fin de semana a ti tambien. Leandro



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.