Hector Gustavo Flores Cardona

Fornicatio.

Fornicatio

Despacio, con una lengua bífida
de entrada y salida por tus labios
se humedece el pasto, tus piernas
fuertes y formadas en mi espalda descansan

Se daña la sabana
con los dedos haces un fetiche
gritas canciones, las compones
y descompones, días felices.

Gente asustada, gritos y estocadas
mi boca saca el fluido divino
ese que nos amamanta de niños
te da escalofríos.

Te desespera quieres ser la dueña
quieres el dolor, quieres la rama del árbol
quieres el tronco encerado
te columpias y te sirves un trago

Mientras me dejas las piernas temblando.

Fumas mi aliento, te invento
te reviento
Fornicatio, gritas al escaso viento
mientras introduzco los dedos en tu cuerpo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.