Jorge Aimar Francese Hardaick

ALMA DE CARPINTERO



Del monte su luz renace

caricias de tallador

la savia reseca es su ilusión

alma de carpintero, la razón.

 

Sus manos color de tierra

luz de astillas sus claros ojos

se apasiona en la dulce espera

entre espinas y abrojos.

 

Su corazón, tallado y madera

abraza sutil anhelo

da forma con desvelo

a la ilusión que adentro lleva

 

y llegará el día

que de una niebla de otoño

convierta un fresco retoño

honrando su gracia y maestría

en un alma sin tiempo

entre estrellas y algarabía.

 

La sabia reseca es su ilusión

alma de carpintero, la razón.

 

Autor: Jorge Aimar Francese Hardaick

- Argentina - 24-08-2016

Derechos reservados del autor (*)

Blog "MIS PENSAMIENTOS"

http://crisfacu.blogspot.com.ar

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Hermoso tu genial poema estimado poeta y amigo Jorge Aimar
    Un placer leer tus versos...
    Abrazos de sincera amistad....
    El Hombre de la Rosa

    • Jorge Aimar Francese Hardaick

      Gracias por tu grato comentario apreciado poeta amigo, gracias por tu generoso tiempo a mis humildes letras. Recibe un cálido y afectuoso abrazo desde me Argentina. Bendiciones!!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.