angelillo201

Las nueces del cementerio.




Vamos todos a ayudarnos
cantando con nuestras voces secas
en la tuna del diputado:
¿ Puedes ayudarnos?
¿ Puedes ayudarnos?
¿ Puedes ayudarnos?
Escucha nuestro ruego
en este valle de la muerte
donde hablamos sin hacer ruido.
Nuestras palabras son pequeños pasos
que buscan su salvación.
Nuestras oraciones promesas para los vivos,
que ruegan por nosotros
Ay, de los Justos
si nos observáis detrás de las lápidas.
No nos imaginéis como hombres cobardes,
desde ese otro reino de la vida;
sino como corderos extraviados ,
que buscan su pastor.
Vamos todos juntos en una tuna,
en la charanga del diputado.
Tener piedad y ternura por nosotros,
si acaso nos escucháis tocar la pandereta y la flauta en el cementerio
Recordar que lo hacemos,
por qué somos hombres necesitados.
Ay, morir pronto y bien nos espanta,
Tanto como el castigo.
Por eso vamos todos cantando
juntas nuestras cabezas de serrín
sonando como nueces secas
en la tuna del diputado:
¿ Puedes ayudarnos?
¿ Puedes ayudarnos?
¿ Puedes ayudarnos?


Angelillo Uixó,
para entender este poema en plenitud hay que conocer lo ocurrido en el cementerio y a nuestro pueblo. ¿ can you help me?

 

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Hermoso tu genial poema estimado poeta y amigo Angelillo
    Un placer leer tus versos...
    Abrazos de sincera amistad....
    El Hombre de la Rosa

    • angelillo201

      gracias por tu amistad, ya que por aquí me quieren mandar al cementerio, bueno es tener un amigo, el mérito es de óscar, ese chico es un genio, no me extraña que sea diputado.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.