Marah

Amenaza un ciclón

El viento abate fuerte en la terraza:

chirrían en las nubes los alcones

de cierto que un ciclón nos amenaza

con voz rugiente…como de leones.

 

Le pondré a mi rancho una coraza

de chatarras, neumáticos, cajones…

y aunque el río parezca una sanguaza

al refugio no iré…ni a barracones.

 

Iré a estudiar la forma más perfecta

de esgrimir el ciclón en mi bohío,

de los libros se saca el peto fuerte.

 

Y luego trazaré la raya recta

que me saque con vida en cualquier lío

y ya nadie podrá trochar mi suerte.

 

Comentarios1

  • YA SABES QUIEN

    La serenidad en la tormenta..... Muy bonito felicidades.

    • Marah

      Gracias amigo, saludos cordiales



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.