Rembrandt

Réquiem

Rosa recién nacida
Luna de mis noches frías
Dueña de mis manos vacías
Señora de mi alma herida

Divina creación
Diosa de mi cielo
Tus besos de hielo
Han de ser mi perdición

Sangre de mis venas
Un puñal que ahonda mis penas
Un susurro de dolor

Por ti he muerto
Por amor eterno
Condenado a un infierno.

Comentarios1

  • Angelito Blanco

    Bello poema, con una gran carga de tristeza....Me gusta mucho como escribes. Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.