Marah

Halló la muerte por huir del garrote

Es la historia de un padre alicaído:

su mochila de frutos fue ocupada

por agentes de un único Partido;

pagó la multa sin tener ya nada.

 

No importa el mineral de lo perdido,

qué vale el desazón de su morada,

si pierde de la vida el buen sentido

prefiere la poesía de un hada.

 

Antes de hacerse el Yeti de los mares

dijo: "pronto vendré en papalote

a calmar a mis hijos los pesares"

 

No quiso soportar el cruel garrote,

apuntó sus versículos dispares

y pronto naufragó su viejo bote.

 

 

 

Yeti: Mit. gigante del Himalaya.

 

 

Comentarios1

  • Lita_81

    De cualquier manera le esperaba la muerte, un mal golpe o el naufragio. Gusto leerle mi estimada Marah



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.