Mujer Nagual

se posa

Será mejor que volvamos la atención en la respiración

esto es total

siempre hallaremos menos

siempre encontraremos más

búsqueda

 

el mejor antídoto es el equilibrio

entre las mil caras de la luna

un laberinto detrás

jugar

 

balanceos brillantes

riendo al pasar

al exhalar 

 

me avisa el corazón que nunca es tarde

no hay manera de llegar temprano

 

levemente observo la mejor opción de las que siento

escucho en las olas va nadando

flota o se hunde

sólo se transforma

 

los cuidados que no nos dieron

aquellos que creyeron no necesitábamos

el amor que expresaron

dando lo que pudieron

nos aman a su ritmo de procesar la dicha y la muerte

perdonarnos

 

no puedo por poder prometerte milagros

suena a regalar un silencio a esto que oye 

 

vemos el cielo despejar 

se nubla

a su tiempo

crea un clima

 

la tarde cae mientras el color de los ojos se tiñe

cada uno lleva su camino consigo

guardadito por algún rincón

hay quienes prefieren el secreto

 

de tanta caricia del aura de la luna

los pechos se abriran

esos que son los de tods 

forman una esfera tan grande como el sol

 

la angustia de no tener la belleza de los astros

se pasa al contemplar el amanecer

 

un colibrí sonríe

el néctar se derrama

en otro ser más

por dentro

 

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.