Kin Hoshi

Las Horas

Con una sola cara y las manos siempre en movimiento,

al carcelero se le escapan, las horas del día entero.

No hay como apresarlas, arena, sombras, cuarzo,

manecillas, engranes, resortes, números...

Son profesionales escapistas, a quienes

Houidini admira, mientras espera saber,

¿cómo es posible que nada las pueda contener?...

 

Comentarios1

  • YA SABES QUIÉN...

    Las manecillas del tiempo... Kin?

    • Kin Hoshi

      Me refiero al reloj...



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.